10 consejos para tu primer día de trabajo

Big footwear platinum shadow man

Tu primer día de trabajo es algo muy importante. Es el primer paso en tu carrera laboral, a la que tantas horas y tanto esfuerzo vas a dedicar durante unos cuantos años y, por eso, querrás entrar con buen pie.

Seguro que, si estás a punto de afrontar tu primer día de trabajo, tienes una mezcla de sensaciones, tal vez emoción, nervios y muchas ganas de darlo todo. No te preocupes, al final no es para tanto. La clave es llevarlo con calma y tener unas cuantas cosas en cuenta. Para que todo salga a pedir de boca, te vamos a dar unos consejos con los que podrás afrontar este primer día en el trabajo con toda la tranquilidad del mundo, como si ya fueras un completo profesional.

1.- Descansa bien el día anterior.

El primer día de trabajo tienes que estar en plena forma, para dar la mejor impresión y para que no se te escape ningún detalle. La víspera de tu primer día no es la mejor fecha para salir de fiesta y llegar tarde a casa. Lo mejor es que descanses y duermas plácidamente. Así, llegarás fresco y podrás estar atento para recabar toda la información que te va a llegar.

2.- La puntualidad es importante.

Una de las cosas más importantes es asegurarte de que vas a llegar puntual. Esto es algo que no suele sumar puntos cuando se hace, pero sí que resta cuando no se cumple. Y si llegas tarde el primer día, peor aún. En el caso de que no estés seguro de cuánto puedes tardar en llegar al trabajo desde tu casa, intenta realizar el trayecto algún día antes o, si no puedes hacerlo hacerlo, sal con tiempo de sobra. Es mejor llegar quince minutos antes que quince minutos tarde.

3.- La primera impresión cuenta.

El primer día de trabajo también es importante en este sentido, porque es el día en el que vas a conocer a la mayoría de la gente con la que vas a trabajar. Llegar descansado y ser puntual ayudan, pero también tienes que intentar dar una buena impresión en lo personal. No seas demasiado tímido ni demasiado extrovertido. Lo mejor es un término medio, aunque tampoco lo fuerces demasiado, porque las sobreactuaciones se notan y no muestran confianza.

4.- Allá donde fueres, haz lo que vieres.

Los refranes son sabios y éste puede tener buena aplicación en el ámbito laboral. A lo que nos referimos es a que adoptes el tono y el espíritu de tu empresa. Si es una compañía moderna, en la que la gente va vestida de un modo informal, seguramente no será una gran idea que vayas de traje o, al contrario, si vas a trabajar en un ambiente clásico y serio, mejor deja los pantalones cortos y las zapatillas para otra ocasión. Lo mismo en lo que se refiere al trato; no trates de usted a gente joven que apenas tenga un par de años más que tú, ni le hables al decano de la empresa como si fuera un colega con el que te vas de copas. No queremos decirte que pierdas tu personalidad, pero sí que intentes encajar bien en el ambiente al que te vas a enfrentar.

5.- Presta atención y toma notas.

Lo normal en tu primer día de trabajo es que recibas una cantidad de información muy superior al resto de los días. Lo primero de todo, porque te presentarán a mucha gente y te dirán a qué se dedica cada uno. Y lo segundo, porque te explicarán cosas sobre la empresa y sobre las tareas que vayas a realizar. Tranquilo, no tienes que aprendértelo todo de memoria, no te van a examinar. Pero sí es bueno que prestes atención, intentes acordarte de los nombres de las personas y tomes notas sobre las cosas que te atañen. Esto te puede sacar de algún apuro al principio y darás buena impresión al hacerlo.

6.- Socializa con tus nuevos compañeros.

En el trabajo hay tiempo para todo, y también lo hay para socializar. Si ves que tus compañeros hacen un pequeño descanso para charlar o tomar un café, acompáñales. Lo mismo si van a comer y te invitan a que vayas con ellos. Son buenas oportunidades para darte a conocer de un modo menos formal y para ir estrechando lazos con esas personas con las que vas a compartir unas cuantas horas al día a partir de ahora.

7.- Sé abierto, pregunta y ofrécete.

Aunque sea el primer día y aún no tengas confianza con la gente a tu alrededor, no centres tus miradas exclusivamente en tu pantalla. Si tienes alguna duda sobre cómo hacer algo, pregunta, y si crees que puedes ser de utilidad a alguien para alguna tarea, ofrécete.

8.- Céntrate en el trabajo.

Cuando se comienza en un nuevo puesto de trabajo, sobre todo si éste es el primero, es conveniente concentrarse y evitar las distracciones. Esto, hoy en día, suele estar relacionado con el teléfono móvil y las redes sociales. Para dar la mejor impresión en tu primer día de trabajo, lo mejor es que pongas el teléfono en silencio y no le dediques tiempo ni recursos de la empresa a asuntos personales. Ya tendrás tiempo de repasar todos los mensajes y notificaciones en tus ratos de descanso o cuando salgas de la oficina.

9.- No tengas prisa por salir.

Aunque la puntualidad sea importante a la hora de llegar al trabajo, para salir no se suele ser tan estricto. Tal vez más adelante, cuando estés más cómodo y con más confianza, puedas cumplir tus horarios sin problema, pero el primer día no es conveniente que salgas corriendo en cuanto da la hora ni que seas el primero en marcharte. Si ya has terminado con todas tus tareas, pregunta si hay algo más que puedas hacer y, sobre todo, avisa a tus superiores de que lo tienes todo listo y que ya te vas. Lo normal es que no se aprovechen de tu ofrecimiento y que, además, agradezcan tu disponibilidad.

10.- Relájate y disfruta.

Tu primer día de trabajo no es un examen, ni tampoco es una prueba a vida o muerte. Todos los que están a tu alrededor también han pasado por una situación similar, así que comprenden que te sientas un poco nervioso o fuera de lugar. Pero eso es normal y esas sensaciones más incómodas desaparecerán rápidamente. No seas demasiado exigente contigo mismo; es tu primer día y no puedes pretender tenerlo todo bajo control. Disfruta de esta nueva experiencia y relájate. Así podrás descansar y afrontar el segundo día con mucho más éxito que el primero.

Share with friends :