Cómo crear una red de contactos profesionales

Big eliott reyna io2d kyp5ju unsplash

A lo mejor nunca has oído hablar de lo que son las redes de contactos profesionales, o tal vez nunca le hayas dedicado demasiada atención a este concepto. Pero si estás dando los primeros pasos de tu carrera laboral, o si aún estás estudiando y quieres empezar a saber algo más de lo que te espera ahí fuera, no esperes más y empieza ya a tejer tu red de contactos profesionales.

A esto, mucha gente lo llama networking y, aunque sea un concepto que suene bastante moderno, realmente ha existido siempre, lo que pasa es que de otra manera. No te preocupes, no queremos contarte una historia de cómo era una red de contactos profesionales hace cincuenta años, sino que queremos que empieces a elaborar la tuya propia con las herramientas actuales y entiendas por qué es importante para tu carrera profesional.

¿Por qué te conviene crear una red de contactos profesionales?

Para ello, lo primero que vamos a hacer es contarte algunas de las ventajas de crear una red de contactos profesionales. No queremos que pienses que el tiempo  y el esfuerzo que le dediques a esto es inútil, sino que vas a ver cuántas cosas buenas podrás obtener.

· Te dará visibilidad. Esto es esencial. Ahí fuera, en el mercado laboral, hay miles de personas buscando trabajo y compitiendo contigo por esa vacante que ha surgido o ese puesto que tanto añoras. Para sobresalir, tienes que marcar la diferencia, y una de las cosas más importantes hoy en día es ser conocido. No hace falta que seas famoso, pero tu presencia en el mercado puede tener mayor relevancia si ya has comenzado a moverte y hay gente que sabe de ti, de tus intereses y de tus capacidades.

· Conocerás a más personas y empresas. Es como ampliar el círculo de amistades, pero en términos laborales. Esto, no solo ampliará tu red de contactos personales, sino que también te permitirá descubrir nuevas oportunidades laborales, nuevas empresas a las que dirigirte y, por qué no, posibles giros en tu carrera laboral que puedan suponer un reto atractivo para ti.

· Mejorarás tus habilidades. El hecho de relacionarte con más personas, muchas de ellas con mayor experiencia, te abrirá los ojos y la mente. Además, te hará madurar en un sentido profesional, de manera que te podrás mover de un modo mucho más solvente en todo tipo de situaciones y entornos laborales.

· Podrás conocer a tu competencia. Cuando hablamos de competencia, hablamos de la gente que tiene el mismo perfil que tú, o que trabaja en el mismo sector al que tú te quieres dedicar o estás empezando a trabajar. Pero no lo pienses como una competencia que te puede fastidiar, sino de la que podrás aprender y con la que te podrás beneficiar. Además, según vayas avanzando en tu carrera laboral, a lo mejor te interesa lanzar tus propios proyectos y, al hablar de competencia, ya estarás pensando en otras empresas que se han ido abriendo camino y cuyos pasos puedes seguir.

¿Cómo puedes crear tu propia red de contactos profesionales?

Ahora que ya sabes lo interesante que puede resultar todo esto, es hora de que te pongas manos a la obra. ¿Que no sabes cómo hacerlo? No te preocupes, aquí te vamos a a explicar todo lo que tienes que saber sobre cómo crear una red de contactos profesionales.

· Los primeros contactos son los que ya tienes. Aunque no lo sepas, hay mucha gente a tu alrededor que ya forman parte de tu red de contactos, aunque aún no los consideres contactos profesionales. Pero ellos son el primer eslabón de una cadena que, poco a poco, irá abarcando extensiones muy amplias. No descartes a ningún amigo del colegio, ni tampoco a esos conocidos de tu ciudad de origen pero, por supuesto, ten en cuenta a todos los compañeros de la universidad y, sobre todo, a los profesores. Éstos pueden ser primordiales a la hora de comenzar tu carrera laboral, y es bueno establecer y mantener contacto con los que te resulten de mayor interés.

· Aumenta tu presencia en el mundo. Dicho con otras palabras: no te escondas ni te estanques. Acude a seminarios, charlas, ferias, convenciones, cursos, etc. Tal vez a veces te dé pereza y pienses que esto no va a ningún lado pero, cuando menos te lo esperes, todo esto que estás sembrando te dará sus frutos. La gente pensará en ti y te tendrá en cuenta si se acuerda de ti, y qué mejor modo de recordarles que existes que estar presente en todos los sitios que puedas!

· Auméntala también en el mundo virtual. No pensarías que íbamos a dejar el mundo virtual de lado, ¿verdad? Hoy en día es tan importante como el mundo físico, ya que en internet es donde se cuecen muchas de las oportunidades profesionales y, a la vez, donde se perciben las nuevas tendencias del mercado laboral. Aquí a lo mejor tienes que ser un poco más proactivo, pero esto no es nada complicado y, una vez que empiezas, se puede volver un poco adictivo. Por esta razón, lo primero y principal es crear perfiles en redes sociales, sobre todo en las que puedas proyectar tu imagen profesional más que la personal. También puedes hacerte tu propia página web, o un blog, ya sea porque te gusten estas cosas o porque sean bien valoradas en tu futuro sector laboral. Precisamente, esto es algo que se aprecia enormemente en los perfiles relacionados con el mundo de la comunicación, el márketing, las ventas o la educación, entre otros.

· Mantén las puertas abiertas. Aunque conozcas a gente que pienses que no te van a ser de utilidad en términos profesionales, nunca seas tajante ni cierres las puertas a estrechar lazos o a futuras colaboraciones. La vida da muchas vueltas y, también, muchas sorpresas. Y, como queremos que las sorpresas sean agradables, te recomendamos que la actitud positiva y agradable sean las acompañantes inseparables de tu tarjeta de visita. Y es que a todos nos cuesta menos recordar a aquellas personas que nos han tratado bien y, lo que es más, también son las primeras a las que recurrimos cuando surge la oportunidad.

Share with friends :