Construye tu propia marca personal. Pasos para emprender con éxito

Big computer keyboard and paper designs in office

A la hora de emprender, es necesario caminar sobre seguro. Ya te hemos contado algunos de los puntos en los que tienes que trabajar para emprender con éxito, pero hoy queremos incidir en uno de los más importantes: tu marca personal.

Contar con un nombre y un prestigio es siempre importante, ya que pueden influir decisivamente en el éxito de tu próxima aventura. Pero si lo que quieres es emprender tu primer proyecto empresarial, contar con un background consistente puede resultar esencial.

Como creemos que esto es esencial para tu carrera como emprendedor, te vamos a dar unos consejos con los que podrás construir tu propia marca personal si es que aún no has empezado a con ella.

Define tu identidad

Lo primero de todo lo que tienes que hacer es tener claro quién eres y cómo haces las cosas. En otras palabras, tienes que definir tu identidad y los valores que te caracterizan. Para ello, piensa y reflexiona sobre tus puntos débiles y tus puntos más potentes. Mejora en los primeros, perfecciona los segundos y conseguirás perfilar una identidad atractiva y potente.

A su vez, tienes que conseguir que esa identidad y esos valores resulten atractivos para el resto de las personas. Por supuesto, no tienes que mentir, pero tienes que saber ver el lado más exclusivo de tus cualidades, para conseguir destacar sobre el resto de personas que te hacen la competencia.

Enfoca tus actividades

Puede que haya más de una cosa que te guste y que se te dé bien. Pero eso resulta muy difícil de proyectar, sobre todo cuando estás empezando tu carrera.

Lo mejor es que focalices tus actividades y, a la vez, también vayas dirigiendo tus conocimientos hacia un determinado sector. De hecho, según avance el tiempo, lo ideal será si consigues especializarte en algo concreto. De este modo, será más fácil que logres una diferenciación sobre tu competencia y consigas llamar la atención de tu público.

Es cierto que la figura del unicornio polivalente se está poniendo de moda en determinados ámbitos, pero eso es mejor dejarlo para cuando ya tengas una mayor experiencia laboral.

Refuerza y amplía tus contactos

Ya sabes que las relaciones personales y laborales son muy importantes en todo tipo de carrera laboral. Es una de las cosas que siempre tienes que tener presentes, tanto si trabajas por cuenta ajena como si estás desarrollando tus propios proyectos.

Pero cuando estás empezando y quieres perfilar una marca personal, tus contactos pueden resultar, más que eso, imprescindibles. Contar con una buena red de contactos te puede servir en muchos sentidos, tanto para ayudarte en tu propia promoción como para guiarte o abrirte la puerta a nuevos contactos que te resulten útiles.

Aunque al principio te puedas ver un poco perdido en este sentido, no tengas miedo. Si te muestras transparente y honesto, es fácil ampliar el radio de tu círculo de confianza. Poco a poco, conseguirás que tu red sea amplia y, sin apenas darte cuenta, comenzarás a posicionarte como uno de los contactos que otros querrán tener en su propia red.

Aumenta tu presencia en todos los canales

Hoy en día se le da mucha importancia a internet, porque suele ser el escaparate en el que todos se muestran y, a la vez, en el que a todo el mundo encuentran. Con internet, tu mercado no se ve restringido por barreras físicas ni geográficas y, por eso, es importante que tu presencia ahí sea potente y continua.

Tus perfiles en redes sociales, tu propia página web o tu blog van a ser unas tarjetas de presentación perfectas para todos aquellos que no te conozcan. Elabora una estrategia y piensa en qué mercados quieres profundizar para que esta presencia virtual resulte lo más eficaz a la hora de proyectarte como un perfil de referencia.

Pero no subestimes la capacidad de los canales más tradicionales. No dejes que el mundo virtual te deje enclaustrado detrás de la pantalla y sal a la calle para darte a conocer aún más. Hay un montón de eventos a los que puedes asistir e incluso participar y que sin duda le darán un empujón importante a tu marca personal. Cuando estés empezando, son útiles para aumentar tu red de contactos y darte a conocer, pero una vez que ya estés más asentado, te servirán para que tu prestigio se vea mucho más reconocido y valorado.

Sé constante. Tu marca es para siempre

Hay mucha gente que piensa que es suficiente con construir una marca personal hasta el punto en el que ya eres conocido. Pero esto no es del todo así. Lo bueno de las marcas personales es que pueden crecer y mejorar. Como tú, tu marca personal ha de estar en constante evolución, adaptándose a los tiempos cambiantes y sin olvidar los fundamentos con los que conseguiste llegar tan alto.

Piensa que siempre hay nuevos actores que pueden resultar competidores fuertes, y que las tendencias dentro de unos meses o unos años van a resultar distintas. Tú no quieres que tu marca personal se quede anclada. Aunque las aventuras que emprendas lleguen a su fin, tu marca personal no lo hace, por lo que te recomendamos que sigas cultivándola durante toda tu carrera laboral.

Como ves, una marca personal puede resultar más que útil. Nosotros la consideramos esencial y queremos que empieces a desarrollar la tuya propia ya mismo. Como siempre, si no tienes claro cómo quieres que sea tu marca personal, seguro que ya conoces a alguien a quien admiras de algún modo y te pueda servir como guía o ejemplo. Y, como no podía ser de otra manera, piensa también en aquellos otros cuya estrategia no te convence o te parece errónea, para no caer en esos fallos. A veces, se puede aprender más de los tropiezos ajenos que de los propios.

Share with friends :