Cómo puedes aumentar tu creatividad en el trabajo

Big ruslan petrov gjfo8qqsvtm unsplash

La creatividad es uno de los aspectos que más se valoran en las empresas. Y esto es porque una persona creativa puede aportar un montón de cosas buenas y originales, y también puede ofrecer unos puntos de vista distintos, que abran nuevos caminos y puertas.

Hay personas muy creativas que tienen una especie de talento mágico y que marcan la diferencia cada vez que se les ilumina la bombilla. Pero al resto de los mortales no nos resulta tan fácil expresar nuestra creatividad. Si éste es tu caso, no te preocupes. Sabemos que quieres ser el mejor, así que te vamos a dar las claves para que puedas aumentar tu creatividad en el trabajo y convertirte en un auténtico triunfador.

No intentes inventar

Seamos sinceros; a estas alturas, se puede decir que está todo inventado. No te obceques en sacar una cosa completamente nueva y distinta a lo anterior. Acabarás frustrado y con mucho tiempo perdido.

Lo que sí puedes hacer, porque es lo que hace todo el mundo, es inspirarte en cosas ya hechas y darles una vuelta. Puede ser un cambio sutil o algo más rompedor. Pero te conviene contar con una base de algo que ya haya funcionado anteriormente.

Aléjate de las convenciones y normas establecidas

Si vas a jugar como lo hacen los demás, tu creatividad acabará siendo como la de los demás. Rompe con las líneas marcadas y sáltate las reglas. Ésta será la manera en la que conseguirás diferenciarte.

Ésta es una de las claves más complicadas, porque supone algo parecido a desprogramar el cerebro, pero solo hay que evitar los prejuicios y conceder a tu cerebro un poco más de libertad.

Aprovecha todos los recursos y situaciones

Para exprimir tu creatividad al máximo, tienes que buscar inspiración en todos los rincones y aprovechar todo lo que tengas a mano, tanto recursos materiales como humanos.

Y con esto nos referimos a absolutamente todo, desde los momentos en que vas en metro al trabajo a tus paseos por el supermercado pensando qué vas a cenar esa noche. La inspiración y las ideas pueden aparecer en cualquier sitio y tienes que estar preparado para cuando salten.

Una libreta, el móvil... ¡apúntalo todo!

Como la inspiración y las ideas te puede surgir en cualquier momento, tienes que apuntarlas. No confíes en la memoria, porque muchas veces traiciona y antes de que te des cuenta se te habrá escapado una buena ocurrencia.

Los clásicos llevarán siempre una libreta pequeñita donde poder ir anotando sus pensamientos e ideas. Pero como sabemos que no todo el mundo tiene espacio ni quiere cargar con una, también puedes aprovechar el bloc de notas del móvil, o incluso una aplicación de notas de voz, para dejar constancia de las cosas que te inspiran cuando no estás en la oficina.

No pierdas la paciencia ni te precipites

La verdadera creatividad, la que rompe moldes, necesita su tiempo. Por mucho que te lo propongas, la mejor idea no va a ser la primera que te venga a la cabeza y, en caso de que así fuera, vas a tener que trabajarla mucho, hasta que coja la forma deseada.

No desesperes si no ves los resultados rápidos, ni tampoco intentes llevar a cabo tu idea en cuanto te venga. Hay que darle vueltas, compartirla con otras personas y dejar que llegue al punto de maduración perfecto.

La creatividad aparece cuando se trabaja

Con esto no queremos decirte que te pases día y noche en la oficina dándole al teclado sin salir a la calle, pero no asumas ese tópico de que la gente creativa no trabaja, sino que medita, reflexiona y mira a las nubes en busca de fantasía.

La inspiración te puede llegar en cualquier momento, pero la clave no es solo que te pille con una actitud trabajadora, sino que será más probable que te pille porque la has estado buscando.

Escapa de la rutina siempre que puedas

Cuando la rutina se apodera de tu vida, con horarios y costumbres idénticas día tras día, es probable que tu chispa creativa se vaya apagando y todo lo que se te ocurra irá en consonancia a lo que ya estás haciendo o ves cada día.

En la medida de lo posible, busca nuevos escenarios, propón reuniones en lugares distintos, o con dinámicas originales, que no solo te motiven a ti para encontrar un enfoque original, sino que también estimulen la creatividad de los que te rodean.

Rodéate de la gente más creativa

En una empresa hace falta gente de muchos perfiles distintos, pero si tú quieres aumentar tu creatividad, deberás rodearte de los que son más creativos.

No vamos a decir que la creatividad se contagia como un virus, pero puede establecerse un símil entre ambas cuestiones. El hecho de ver a gente que constantemente está pensando en términos creativos, que intenta buscar nuevas fórmulas y elaborar nuevos conceptos, te provocará la necesidad de hacer tú lo mismo.

Además, no hay que olvidar que un escenario así también estimularía la competencia entre todas esas personas creativas, tú incluido, consiguiendo sacar el máximo de cada uno y logrando lo que todos buscáis: la perfección de las mejores ideas.

No solo en el trabajo

Estas claves te pueden ser muy útiles para aumentar tu creatividad en el trabajo, pero, de nuevo, no te cierres la mente y seas demasiado estricto. Puedes ser creativo también en muchos otros aspectos de la vida, y cualquiera de estas sugerencias las puedes aplicar en ámbitos no laborales. El primero de ellos, por supuesto, cuando estás estudiando o cuando estás en plena búsqueda de empleo.

Si quieres darle un impulso a tu carrera a través de la creatividad, hazlo ya. No hay momento en el que la creatividad no te pueda ser útil para lograr tus objetivos.

Share with friends :