8 consejos para superar tu primer día de trabajo con éxito

Big marie michele bouchard w2pju9 izi unsplash

Somos conscientes de que el primer día de trabajo es algo que, por lo general, nos da bastante miedo y nos resulta a veces complicado. Es un sitio nuevo, lleno de personas nuevas a las que no conoces y con las que tendrás que trabajar codo con codo, estás un poco verde… vamos que, por no saber, no sabes ni dónde está la cafetería. 

Pero keep calm porque todos hemos pasado por ello, es algo totalmente normal y, por eso, hoy nos gustaría daros algunos consejillos que os puedan orientar y ayudar a superar con éxito ese fatídico primer día de trabajo

Cómo sobrevivir al primer día de trabajo

Aunque no lo hemos mencionado arriba, estos consejos os servirán no sólo para superar con nota vuestro primer día de trabajo, sino que también se pueden aplicar a prácticas universitarias y cualquier otro tipo de situaciones nuevas que os pongan nerviosos y a las que no sepáis bien cómo enfrentarnos. ¿Estás preparado?

1. Seguridad en ti mismo

Esto es VITAL y lo mejor es que tienes motivos para confiar en ti mismo en esta ocasión. Recuerda que, si te han seleccionado a ti entre probablemente muchos otros candidatos, es por algo. Así que repítete a ti mismo que eres el mejor candidato para ese puesto de trabajo y eso te ayudará a ganar confianza y seguridad para superar el primer día en la oficina. 

2. Por lo que más quieras, ¡no llegues tarde!

Ojito con la puntualidad, sobre todo el primer día de trabajo, que no cuesta nada levantarse un poquito antes y estar allí con 10 minutillos de antelación. Al jefe le gustará, eso seguro, y mostrará interés y compromiso por tu parte. Así, en ese ratito podrás ir presentándote, saber cual es tu sitio, etc.

3. El outfit es importante

Ya os habíamos comentado en otros artículos que era importante ir bien vestido a una entrevista de trabajo o a una comida/cena de empresa. No obstante, por si todavía queda alguna duda, SÍ, también es importante ir bien vestido al trabajo el primer día. No es necesario que vayas en traje, eso ya pasó de moda, pero tampoco vayas hecho un cuadro. 

También es importante que te informes sobre la política de empresa sobre la forma de vestir, porque en algunas compañías hay una serie de pautas, como no llevar zapatillas deportivas, no llevar vestidos o faldas cortas, no llevar camisas de manga corta… etc. Pero bueno, es un día de prueba, así que podrás aprovechar para echar un vistazo a cómo van tus nuevos compis, aunque probablemente te encuentres de todo. Pero recuerda que la clave es no dar el cante

4. ¡Atento a todo lo que te cuenten!

Da igual si se trata de formación básica y vital sobre la empresa o una anécdota super graciosa de algo que le pasó a un compañero hace 3 años en la cena de empresa; ¡debes prestar atención a cualquier cosa que te digan! Esto está claro que no solo se aplica al primer día de trabajo, pero sí en especial, porque es cuando más perdidos vamos a estar y cuando más información vamos a recibir. 

Nadie dijo que los comienzos fuesen fáciles, pero no te preocupes en exceso ni entres en pánico. Es buen momento para hacer cualquier tipo de pregunta y resolver las dudas que puedas tener. Obviamente, tienes que preguntar cosas lógicas que dejen ver tu gran interés en tu nuevo puesto de trabajo, no hacer preguntas que puedan reflejar falta de conocimientos en la materia o que se puedan considerar una tontería. 

5. La sartén por el mango

Este punto tiene mucho que ver con el anterior. Como acabamos de decir, no podemos preguntar absolutamente todo, ya que hay ciertas preguntas que podrían parecer absurdas. Por tanto, aquellas cosas de las que estés seguro que debes hacer, demuestra decisión y confianza a la hora de hacerlas, pero procura que no parezca soberbia tampoco. Toma decisiones de forma sabia y dejarás a todos impresionados en tu primer día. 

6. Observa a los demás y respeta los tiempos

Con esto nos referimos a que, por ejemplo, podrás descansar siempre y cuando sea el momento del descanso. Si no te dicen una hora concreta, siempre puedes preguntar y, sino, ver en qué momento descansan los demás compañeros. Normalmente, te invitarán a unirte a ellos en el descanso.

Por otro lado, con respecto al trabajo y los encargos, ten en cuenta que, si te han pedido algo para un momento concreto, has de cumplir con la fecha y hora de entrega. No puedes posponerlo, ya que probablemente la persona que te lo ha pedido, lo necesite para ese momento exacto. A veces, las cosas escapan a nuestro control y se retrasan, pero procura evitar que ocurra, ¡sobre todo el primer día de trabajo!

7. Evita las distracciones

Esto es vital para que la parte de ser puntual en las entregas se cumpla. En algún momento te sentirás tentado a echar un vistazo a tus redes sociales o tendrás ganas de enviar un WhatsApp a quien sea para contarle lo que sea, pero en teoría no se puede y mucho menos se debe, sobre todo porque lo más probable es que tu jefe no lo vaya a ver con buenos ojos. 

De todos modos, cada vez son más las empresas que no ponen pegas al uso de smartphones siempre y cuando se cumpla con los objetivos y los plazos de entrega. Aun así, si quieres evitar este tipo de distracciones, lo que puedes hacer es dejar tu teléfono en el bolso, (o en su defecto abrigo, mochila, o lo que sea que hayas llevado contigo a la ofi); y, si no, en un cajón. ¡Evita las distracciones todo lo posible y más en tu primer día!

8. Hora de irse a casa

A ver, esto es un poco más complejo de lo que parece, pero tampoco es nada descabellado. Siempre se supone que tendrás un horario preestablecido tanto para entrar como para salir, salvo en algunos puestos de trabajo en los que se dispone de horario flexible. 

Lo importante es cumplir con nuestras horas de jornada laboral. No obstante, a veces llega la hora de salir y resulta que no hemos terminado algo que es urgente… Sentimos tener que decirte que, en tal caso, no te deberías ir. 

Es probable que no te veas en esa situación en tu primer día de trabajo. No obstante, cuando llegue la hora de marcharte nuestro consejo es que avises de que te vas y que, por educación, preguntes que si alguien necesita que hagas algo más o que si puedes echar una mano a algún compi con algo. ¡Quedarás genial!

Imagen que contiene persona, interior, pared, suelo Descripción generada automáticamente

Y hasta aquí nuestros consejos sobre cómo superar con éxito tu primer día de trabajo. No parece tan complicado, ¿no? ¡Ahora te toca a ti ponerlos en práctica! Si tienes cualquier duda sobre este o cualquier otro tema relacionado, siempre puedes echar un vistazo a la sección de consejos, donde tratamos de resolver todas las posibles dudas que te puedan surgir acerca de tus estudios y tu trabajo

Share with friends :