¿Cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo?

Big brad neathery xrszacdybtq unsplash

Antes o después, la mayoría de los mortales tenemos que enfrentarnos a una serie de procesos de selección para poder trabajar: que si elaborar un currículum, responder a una serie de preguntas… y un sinfín más de técnicas de selección de personal. Sin embargo, lo que nunca pasará de moda son las entrevistas. Por eso, hoy en JobTeaser queremos hablaros de cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo. 

Creemos que es importante que conozcáis estas preguntas ya que, la mayoría de las veces, nos entran unos nervios un poco tontos a la hora de hacer la entrevista, sobre todo si el trabajo nos interesa de verdad. Obviamente esto no es una ciencia exacta y las preguntas pueden variar en función de la empresa, del entrevistador o de muchos otros factores. Aun así, os invitamos a que echéis un vistazo a nuestra lista de las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo:

Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

“¿Cómo has encontrado esta oferta de trabajo?”

Esta es una de las preguntas más frecuentes que te pueden hacer sobre la compañía durante la entrevista de trabajo. También puede haber preguntas del estilo como: “¿qué sabes de nuestra empresa?”, o, “¿por qué te gustaría trabajar con nosotros?” 

Ahora nuestra pregunta es, ¿cómo debe ser tu respuesta? Nuestro consejo es que siempre seas lo más sincero posible y, sobre todo, que te documentes bien sobre distintos aspectos de la empresa antes de ir a la entrevista, principalmente en lo relativo al puesto al que aspiras. 

Obviamente, puedes buscar información en internet en portales como Glassdoor, pero también existen otras opciones como, por ejemplo, que te pongas en contacto con alguien que trabaje actualmente en la empresa en un puesto similar al tuyo. Esto es más fácil de lo que puede parecer a simple vista gracias a plataformas como LinkedIn e, incluso, Instagram. Sea como sea, evita ir a la entrevista sin tener ni idea sobre la empresa o, por lo menos, evita que se note. 

“¿Cómo te describirías a ti mism@?”

La respuesta a esta pregunta es muy simple: extrae las mejores cualidades de ti mism@, tanto a nivel personal como profesional, pero no vayas de sobrad@. Hazlo de forma natural, sin que suene a alardeo, pero dejando ver tu seguridad en ti mism@ y la cantidad de cosas buenas que tienes que ofrecer a la empresa.  

Pero tranquilos, somos conscientes de que a veces describirse a uno mismo no es tan sencillo. Precisamente por eso, os dejamos este test de personalidad elaborado por la Universidad de Deusto para que os ayude a la hora de responder esta pregunta. 

“¿En qué otras empresas has trabajado?”

Esta y otras, como, “¿por qué quieres cambiar de trabajo?” “¿cuál era la relación con tu antiguo jefe?”, o, “¿cuál dirías que ha sido tu mayor logro a nivel profesional?”, son algunas de las preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo para comprobar tu experiencia laboral previa. 

Como siempre, te recomendamos que ofrezcas respuestas sinceras, pero también convincentes. No hables mal de otras empresas en las que hayas trabajado ni de tu exjefe, aunque hayas tenido malas experiencias, porque eso puede proyectar una mala imagen de ti. 

Habla de tus trabajos previos relacionados con el puesto de trabajo al que aspiras, di que quieres crecer como profesional y aspirar a nuevas metas… Y, si no sabes qué es lo que te inspira realmente para cambiar de trabajo o no consideras haber tenido ningún logro a nivel profesional, siempre puedes jugar a maquillar un poquillo la realidad… pero no te pases.

“¿Qué puedes aportar a nuestra empresa?”

Si te hacen esta pregunta, a diferencia de la que hemos mencionado previamente en la que te piden que te describas a ti mismo, no esperan escuchar una lista sobre tus habilidades. La respuesta que se busca al hacer esta pregunta es una en la que hables de tus experiencias en otras empresas en las que hayas ayudado a resolver un problema o en las que los clientes quedaran realmente satisfechos con tu trabajo. 

Si has investigado sobre la situación de la empresa, como te hemos recomendado antes, quizá se te ocurra alguna propuesta de mejora que les puedas comentar. Siempre desde el respeto, no queremos ofender a nadie insinuando que sus técnicas o formas de proceder son ineficientes. Dales lo que necesitan: respuestas constructivas que cubran posibles soluciones a las tareas descritas en el puesto de trabajo.

“¿Prefieres trabajar solo o en equipo?”

               Imagen que contiene persona, interior, sujetando, mujer Descripción generada automáticamente

Esta pregunta es muy frecuente en una entrevista de trabajo y podría considerarse una pregunta trampa. En cualquier empresa se valora saber trabajar en equipo, pero también se valora la autonomía del empleado y su capacidad para resolver cualquier tipo de conflicto por su cuenta. Esta pregunta también puede aparecer en otros formatos como: “¿Qué puedes aportar a un equipo de trabajo?”, o, “¿Qué es lo mejor y lo peor de trabajar en equipo?

Esto es totalmente subjetivo. Es posible que en tu cabeza se genere como respuesta automática un “no me gusta trabajar en equipo”, pero nuestro consejo es que digas siempre que sí, ya que es una de las habilidades más buscadas en un candidato actualmente. Por supuesto, dependerá también del puesto de trabajo y de la necesidad de interacción para realizarlo correctamente con otros miembros de la empresa. 

Por tanto, si no te gusta trabajar en equipo, siempre puedes decir algo como: “me gusta trabajar de manera transversal con otros equipos, pero a la vez disfruto de la autonomía en los proyectos encomendados”. Suena mejor, ¿no? 

“¿Por qué consideras que eres el mejor candidato para el puesto?”

Esta y otras preguntas como “¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?”, o, “¿Por qué debería contratarte?” son también muy frecuentes en una entrevista de trabajo. Con ellas, las empresas no esperan ni más ni menos que averiguar si eres una persona decidida y con las cosas claras. 

Por ello, para que tu respuesta sea “correcta”, debes de mostrarte seguro de ti mismo y centrarte en qué es lo que puedes aportar a la empresa, mostrar que tienes interés más allá de tus objetivos económicos. 


Estas son solo algunas de las preguntas más frecuentes que te puedes encontrar en una entrevista de trabajo, sin embargo, has de tener en cuenta que no siempre serán las mismas y que todas tienen su sentido. Si consideras que alguna pregunta durante la entrevista es demasiado personal, siempre puedes no responderla. Como, por ejemplo, si te preguntan si tienes intención de quedarte embarazada en un futuro próximo, si tienes hijos, si estás casad@...

¡Y esto es todo por hoy! Esperamos que este artículo os haya resultado útil. Recordad que podéis ver muchos más consejillos , además de ofertas de trabajo, información sobre distintas empresas y un largo etcétera. ¡Descúbrelo todo por ti mism@!

Share with friends :