Cómo mejorar tu perfil de LinkedIn y destacar entre los demás candidatos

Big como mejorar tu perfil de linkedin jobteaser

Vivimos en un mundo en el que las redes sociales son una ventana abierta a cualquier tipo de negocio. A través de nuestros perfiles sociales tenemos opciones no solo de compartir nuestra vida con nuestros más allegados, sino con el resto del planeta, lo cual incluye distintas empresas en las que podríamos querer trabajar. Por eso es tan importante llegar a tener un buen perfil de LinkedIn, ya que esta red social nos puede brindar infinitas posibilidades a nivel laboral.

Por si aún no lo sabes, LinkedIn es una red social profesional orientada a crear relaciones profesionales y comerciales, y a través de la cual podrás promocionarte o bien tú como trabajador, o bien promocionar tu empresa en caso de que la tengas. Gracias a LinkedIn podrás crear una amplia red de contactos en todo el mundo y dar a conocer tus logros, aptitudes y intereses  tanto a nivel personal como profesional. Por ejemplo, tips experienciales para ayudar a otras empresas a mejorar, o incluso dejar ver a los reclutadores tu gran formación y talento.

Dicho esto, está claro que esta red social nos brinda un sinfín de oportunidades laborales, lo cual significa que debemos de cuidar nuestro perfil de LinkedIn, ya que lo que reflejas en él es tu marca personal y tu trayectoria como profesional. No debes cometer el error que cometen muchos limitándose a reflejar tu formación académica y tu experiencia profesional. LinkedIn te brinda la oportunidad de promocionarte de forma casi infinita. 

Sin embargo, no siempre tenemos claro cómo podemos exprimir su uso al 100% para sacarle un mayor provecho. Hoy, nos gustaría darte unos cuantos consejos sobre cómo mejorar tu perfil de LinkedIn y así poder destacar sobre otros candidatos que puedan tener un perfil similar al tuyo. 

3 consejos sobre cómo mejorar tu perfil de LinkedIn

  1. Cuida tu foto de perfil

¡Ojito con esto! Recuerda que una imagen puede llegar a decir más de nosotros mismos que toda la información impresionante y todos los logros que hayamos llegado a alcanzar. Las fotos de carnet están pasadas de moda, pero esto no significa que podamos poner la misma foto de perfil que la que tenemos en nuestro perfil de Facebook o Instagram. Una buena foto para tu perfil de LinkedIn debe de cumplir los siguientes requisitos: 

  • ¡Que se vea bien tu cara! Evita las fotos de cuerpo entero o aquellas en las que no se vea tu cara por completo, como un selfi en el que sólo se te vea media cara. Algo ni demasiado formal, ni demasiado informal. Sobra decir que te olvides de los filtros de Instagram o Snapchat, please. 

  • Sal solo tú en la foto. Es tu perfil, no el de tus amigos o tu familia, por lo que en la foto se te debe ver solo a ti. 

  • ¡Sonríe!  Igual te parece que no, pero una expresión sonriente dice mucho más de ti que muchas otras cosas. Transmite buen rollo, buenas vibraciones… Si no eres de sonreír en las fotos, tampoco te preocupes. Algo que no sea muy forzado, que te haga sentir cómodo y que refleje quién eres. 

¡Ah!, recuerda que no poner foto de perfil no es una opción. Si no añades una fotografía a tu perfil de LinkedIn, la red social detectará que tu perfil no ha sido completado al 100% y esto reducirá tus opciones tanto a la hora de aparecer en los resultados de búsqueda de los demás como a la hora de hacer tus propias búsquedas.


  1. Crea una red de contactos potente

No te vuelvas loco añadiendo a gente por añadir y, mucho menos a gente que no conoces. Agrega a amigos, compañeros de trabajo, compañeros de la universidad… personas que creas que pueden ser útiles a la hora de potenciar tu perfil y crear una red sólida de contactos. Esto te dará la oportunidad de ganar visibilidad y de hacer otros contactos que te puedan abrir puertas que te interesen, pero siempre poco a poco, sin saturar.

  1. Divide bien los contenidos de tu descripción

En LinkedIn no tienes que cargar tu currículum, sino básicamente tienes que crear uno nuevo partiendo de información sobre ti mismo a nivel académico, personal y laboral. Para poder organizarlo como es debido, debes de dividir bien la información y seguir una estructura organizada. 

Para poder dividirlo correctamente, has de diferenciar unas partes de otras: extracto, proyectos, experiencia, aptitudes y validaciones, educación, idiomas y otra información adicional que pueda ser relevante.

  • Extracto: La información reflejada en el extracto es lo primero que cualquiera que acceda a tu perfil va a leer sobre ti y por eso es importante que no te limites a contar un resumen de tu experiencia laboral, ya que eso lo leerán más adelante si realmente tienen interés en tu perfil. Aprovecha el extracto para enganchar al lector, para que la persona que lo lea quiera no solo seguir leyendo tu perfil, sino trabajar contigo. 

  • Proyectos: En la información de este apartado debes de reflejar qué es lo que estás haciendo hoy por hoy, a qué dedicas tu tiempo…. tus proyectos, vaya.

  • Experiencia: En esta parte ya puedes contar de manera más concreta cuáles son tus puntos fuertes, hablar de tus habilidades, de tu experiencia laboral, la duración de la misma, la función que has desempeñado en cada uno, etc.  irá una lista más específica de tus habilidades en particular con toda tu experiencia laboral y la duración de cada uno de tus trabajos, así como lo que has realizado en cada uno de ellos. 

  • Aptitudes y validaciones: Este apartado juega un papel importante en tu perfil de LinkedIn. Aquí tendrás la oportunidad de reflejar tus habilidades profesionales. Por lo general se tiende a no hacer mucho caso a este apartado, pero es un gravísimo error, ya que nos puede ayudar y mucho a mostrar nuestro potencial. Además, la plataforma te ayuda sugiriendo términos que te puedan resultar útiles para tu perfil de LinkedIn. 

  • Educación: Está bien que recuerdes con ternura tus años de cole, pero creemos que es bastante obvio que a tu futuro jefe le da un poco igual.  Así que sé directo y ve al grano, resume los títulos y logros más relevantes en tu educación y menciona aquellos por los que te gustaría que te valorasen. Es decir, si has estudiado biología y matemáticas, pero solo te interesa trabajar como biólogo, no hagas hincapié en las matemáticas. 

  • Idiomas: Con respecto a los idiomas, no te inventes cosas, please. Cíñete a darle importancia a aquellos que de verdad manejas y, si tienes algún tipo de titulación o curso que lo certifique, siempre puedes adjuntar el archivo.

  • Información adicional: En este último apartado tienes la oportunidad de reflejar todo aquello que no hayas podido poner previamente y que consideres relevante a la hora de llamar la atención de tus posibles reclutadores, como por ejemplo un blog personal, una página web, tu perfil de cualquier otra red social, tus intereses, etc. 

Y de momento esto es todo por hoy. ¿Os han resultado útiles nuestros consejos sobre cómo mejorar vuestro perfil de LinkedIn? ¡Esperamos que sí! Ya sabéis que este artículo es uno de los muchos que podréis encontrar en la sección de consejos de nuestra página web



Share with friends :