Actuario de seguros

El papel del encargado de estudios actuariales es medir el riesgo financiero asumido por la aseguradora al diseñar o adaptar un producto del seguro. El actuario es responsable de calcular el precio del reaseguro para cubrir los siniestros, porque en estos casos el asegurador está cubierto por un reasegurador. La misión del responsable de estudios actuariales es determinar el nivel de riesgo que asume la compañía de seguros, es decir, calcular el coste potencial en el caso de siniestro del asegurado.


Misiones del actuario

Diseño técnico de productos de seguros

El actuario es responsable de llevar a cabo estudios estadísticos, matemáticos y financieros para definir las garantías y los baremos de precios aplicables a cada categoría de riesgo, las condiciones de rentabilidad económica y financiera de los contratos, etc. Diseña herramientas de modelización, de cálculo actuarial, modelos de simulación prospectiva, elabora pliegos de condiciones actuariales para nuevos productos y participa en la elaboración tarifaria de los contratos, con base en el historial de siniestralidad conocido.

Suscripción y gestión de contratos

El responsable de estudios actuariales asesora y ofrece apoyo técnico a los suscriptores y comerciales de la aseguradora. También es el encargado de hacer el seguimiento de la rentabilidad de los productos de la aseguradora y de la cartera de contratos, además de mantenerse al día sobre la actualidad (ciertos acontecimientos pueden tener impacto en la evaluación y medición de un riesgo).

Competencias y perfil de un encargado de estudios actuariales

Poseer una formación científica (matemáticas, probabilidad, estadística, informática), el actuario debe controlar no solo el entorno financiero, sino también los aspectos legales, contables, fiscales y comerciales en los que se desarrolla su intervención.


Compartir con tus amigos :